fbpx

Si has decidido incorporar a tu fiesta un animador infantil seguro que te estás preguntando a quién elegir. Siempre que tenemos que escoger un candidato o candidata nos asalta la incertidumbre, ¿será la mejor opción? Por supuesto que hay posibilidades de que no lo sea pero por eso nos gustaría darte algunos consejos que hagan más fácil tu toma de decisión.

Antes que nada, dirige la mirada al público que vas a entretener. ¿Qué edades tienen? Son un grupo de niños con edades similares o es más bien un público heterogéneo. Cada edad tiene sus actividades y posiblemente lo que le guste a un niño de ocho años le aterre a uno de tres.

Por lo tanto, el contenido siempre ha de adaptarse al público. Para los más pequeños las canciones y cuentos o incluso las marionetas suelen ser un buena elección. A partir de los cuatro años la magia, la globoflexia, los malabares y los payasos pueden incluirse ya que los mantienen muy entretenidos. De los 8 años en adelante, los juegos en equipo y los talleres son actividades adicionales que pueden ser muy interesantes.

También ten claro tu presupuesto y el espacio del que dispones. Igual puedes permitirte contratar a más de un animador si se trata de un evento grande. Pregunta por descuentos y ten claras cuáles son las actividades que más te interesaran.

En cuanto al animador infantil, quizás lo más valorable, es que tenga experiencia y esta sea demostrable. Como si de cualquier otro trabajo se tratase, puedes pedir un CV o incluso preguntar si tienen vídeos donde muestren sus actividades. También puedes preguntar si podrías atender a alguna de sus actuaciones.

Un buen animador infantil tendrá ciertas habilidades ligadas con la experiencia como es la capacidad de adaptación. Saber cómo atender al público y dirigir la actuación conforme van surgiendo las cosas es muy importante a la hora de trabajar con niños. Un grupo infantil heterogéneo y mediano o grande puede ser complicado. Llegados a este punto puedes optar por contratar a más de un animador infantil o preguntar si la persona puede atender grupos de este tipo por sí sola.

Otro punto a favor sería la versatilidad. Como ya sabemos los niños de hoy en día se cansan rápidamente con una misma actividad por lo que hay que mantener una dinámica muy activa con ellos. Por lo tanto, un animador infantil que se mueva en varios campos; malabares, globoflexia, cuenta cuentos, etc. será una buena opción. Habla con el animador y pregúntale cuáles son las actividades que suele incluir en la actuación. Aunque es una ventaja tener un animador infantil polifacético tampoco es recomendable insistir en este asunto ya que ante todo lo que queremos es que las actividades estén bien. Puede que si presionas mucho con este asunto la persona quiera abarcar más de lo que realmente pueda para satisfacer tus expectativas. Deja que el animador infantil sea el que hable de su número y de lo que incluye pero no le marques pautas, al fin y al cabo ellos son los profesionales. La versatilidad es un plus pero no debe ser una imposición.

También puedes preguntar al animador infantil por el contenido de las actividades. Hay algunas que además de ser divertidas también son didácticas, sobre todo para aquellos grupos de niños un poco más mayores.

Pregunta las necesidades materiales que pueda tener el animador. La mayoría cuentan con lo necesario para realizar todas las actividades: disfraces, malabares, música, instrumentos, globos, etc. No obstante no está demás preguntar. Lo ideal es que sea el propio animador el que venga equipado, más que nada porque conocen de primera mano lo que necesitan y dónde adquirirlo. También es recomendable que el animador cuente con vehículo propio y cierta flexibilidad horaria ya que las fiestas con niños a veces pueden ser algo impredecibles.

Y por supuesto, lo más importante, es el carácter de la persona. La paciencia, el sentido del humor , la capacidad comunicativa, la vocación y la creatividad son claves para un buen animador infantil.

Los animadores que disfrutan con su trabajo hacen que las actuaciones sean fantásticas. Tendrás aseguradas las risas y el asombro de un público que aunque a veces sea difícil también puede ser muy agradecido.

2018-10-09T07:03:42+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: