Éste Halloween disfruta a lo grande!!

Tendremos decoración temática de halloween , performances para los adultos y actividades en club infantil

Estaremos en Puerta de Alicante CC ambientando ésta divertida y recientemente incorporada fiesta tan tradicional en el norte de américa!!

Conoces nuestros productos halloween??

Contamos con todo lo necesario para hacer de las fiestas un auténtico espectáculo!! Calabazas hinchables gigante, casa del terror, carpas temáticas, fantasmas hinchables, y la animación más alucinante que puedas imaginar!!

CASA DEL TERROR

Castillo Hinchable Casa del terror-Navidad y Halloween-019 Castillo Hinchable Casa del terror-Navidad y Halloween-006 Castillo Hinchable Casa del terror-Navidad y Halloween-008

CASTILLO HINCHABLE HALLOWEEN

Castillo de Salto Halloween-Castillos hinchables-009 Castillo de Salto Halloween-Castillos hinchables-005 Castillo de Salto Halloween-Castillos hinchables-001

CARPA HINCHABLE DE HALLOWEEN

HALLOWEEN-Carpa Hinchable Tematica Halloween-vista techo-oportunidad

Decoración tematica Halloween con hinchables gigantes

Halloween-Productos-11 Halloween-Productos-13 Halloween-Productos-15 Halloween-Productos-18

 ¿Sabes cuál es el origen de ésta fiesta?

Lo que conocemos como la Noche de Brujas o Halloween comenzó a celebrarse por los celtas hace más de 3000 años.

El 31 de octubre, los Celtas celebraban el Samhain una fiesta pagana para celebrar el fin de año. Con la inmigración desde Europa hacia Estados Unidos, principalmente la que provino de los irlandeses catolicos en 1846, llegó la tradición de Halloween al continente americano.

Cuando se habla de Halloween o Día de las Brujas se piensa en caramelos, niños, disfraces, maquillaje y celebración; pero la tradición indica que su celebración no siempre fue festiva y alegre, y que los ritos que se practicaban durante la noche tenían un carácter purificador y religioso.

La costumbre de pedir dulces de puerta en puerta con el famoso TRUCO O TRATO se popularizó alrededor de 1930. No se remonta a la cultura celta sino que deriva de una práctica que surgió en Europa durante el siglo IX llamada souling, una especie de servicio para las almas. El 2 de noviembre, Día de los Fieles Difuntos, los cristianos primitivos iban de pueblo en pueblo mendigando “pasteles de difuntos” (soul cakes), que eran trozos de pan con pasas de uva. Cuantos más pasteles recibieran los mendigos, mayor sería el número de oraciones que rezarían por el alma de los parientes muertos de sus benefactores. En esa época se creía que los muertos permanecían en el limbo durante un período posterior a su fallecimiento y que las oraciones, incluso rezadas por extraños, podían acelerar el ingreso del alma al cielo. La práctica se difundió en Estados Unidos como un intento de las autoridades por controlar los desmanes que se producían durante la noche de Halloween que empezó a transformarse en una celebración irlandesa “la noche pícara” en la que se derribaban cercas o asustaban animales.  La comunidad propuso actividades alternativas de diversión familiar para contrarrestar el vandalismo: fiestas para niños y adultos, concursos de calabazas talladas y disfraces. De este modo, se rescató el espíritu de los primitivos cristianos, que iban casa por casa disfrazados o con máscaras ofreciendo una sencilla representación o un número musical a cambio de alimento y bebida.