globoflexia

Cuando de entretener niños se trata los malabares y la globoflexia se convierten en dos aliados poderosos que los mantendrán entretenidos y asombrados. Y es que no hay nada mejor que este tipo de actividades para fomentar su creatividad y sacarlos de la rutina.

Pese a que pensemos que los niños pueden ser un público fácil de entretener, debemos llevar cuidado y saber elegir bien las actividades que vamos a seleccionar. Por lo tanto siempre es útil tener ese as en la manga que reavive la fiesta.

La globoflexia y los malabares

La globoflexia y los malabares no sólo requieren destreza, también necesitan una narrativa, un ritmo, improvisación y humor para asegurarnos que captamos la atención y que la actividad no se hace repetitiva o aburrida. Además como bien sabemos, los niños son como esponjas, así que si encima podemos inculcar valores o de alguna manera convertirla en una actividad educativa, no sólo contaremos con la aprobación de los más pequeños sino que nos aseguraremos que los adultos acaben igualmente encantados.

A la hora de salir a escena habrá que tener en cuenta una serie de factores que serán determinantes en el desarrollo de nuestra actuación. Por ejemplo, la edad de nuestra audiencia, ¿se trata de un grupo heterogéneo o son más bien todos de la misma edad? Dependiendo de las edades la globoflexia y los malabares pueden ser aterradores, fascinantes o aburridos. Cuidado con los más pequeños pues a veces pueden asustarse con facilidad. En cambio los más mayores podrían aburrirse por lo que podríamos intentar motivarles haciéndoles más participes.

A la hora de entretener a niños y niñas pequeños con nuestros juegos de malabares o con figuras de globoflexia es también importante que la actuación vaya in crescendo. Tanto con los malabares como con la globoflexia, dejaremos lo más espectacular para el final. Puede que pienses que el principio pueda hacerse más aburrido pero enriquécelo con otras cosas como narraciones, chistes o algunas canciones. Conforme la dificultad avance y requiera más de tu atención puedes pedir a los niños redobles o palmas para así poder concentrarte en los ejercicios. Si sigues una dinámica en la que los ejercicios van aumentando la dificultad no sólo contarás con la espectacularidad sino también con la emoción de los niños y niñas que sobre todo, en el caso de los malabares, quedarán completamente boquiabiertos.

Mantener cierta distancia con el público infantil puede ser de vital importancia. No hablamos de ser antipático o lejano, simplemente intentar que los niños no cojan demasiada confianza pues pueden acabar con la actividad. Dirige bien las participaciones, invita a los niños más mayores a colaborar e incluso a ayudarte con el número. Durante las actividades de globoflexia es muy común que los niños acaben pidiéndote que les hagas figuras, no te agobies y ve con calma, búscate un voluntario al que puedas enseñar alguna que otra figura básica, incluso en el público adulto, más de uno lo estará deseando.

Si dominas tanto la globoflexia como los malabares y la actuación es larga puedes ir alternándolos. Ten en cuenta que los malabares están más en tu terreno, en cambio como comentábamos antes, con la globoflexia, los niños pueden querer participar en mayor medida o incluso requerir ciertas figuras.

Y por último, todos queremos que el número sea espectacular, los niños quedan asombrados, los adultos satisfechos y el trabajo bien hecho siempre nos deja con un buen sabor de boca. Pero cuidado, no hay que olvidarse de que es necesario saber todos los trucos de antemano, de memoria y tenerlos muy bien controlados. Ensayar mucho es la base de todo malabar y ejercicio de globoflexia. Seríamos muy imprudentes dando cabida a la improvisación pues los niños suelen ser muy exigentes. Si consideras que hay algún malabar o figura de globoflexia que puede resistirse o que no llevas 100% preparado lo mejor es sacarlo del repertorio. Hay cabida al error, a cualquiera le puede pasar, pero lo mejor es no obstinarse, mantener la calma e incluso convertir el fallo en humor.

Seguro que entretener a los pequeños con los malabares y la globoflexia es todo un éxito, un añadido alegre y divertido a la fiesta, una forma de entretenimiento muy diferente al que estamos acostumbrados, sin duda alguna, una buena decisión.

2018-09-09T16:22:49+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: